Sumamos ayer un nuevo banco rojo, en Boulogne, como parte de la campaña internacional contra la violencia de género que busca visibilizar los femicidios mediante instalaciones culturales en espacios públicos.

Seguimos sumando estos símbolos en todas las localidades con el objetivo de concientizar sobre la violencia de género y visibilizar esta problemática. Nos tocó una época muy buena con respecto a la lucha de las mujeres por sus derechos. Por eso, debemos acompañar y sumar, para que este problema tenga un punto final.