En San Isidro alcanzamos la cifra récord en plantación y replantación de árboles de diferentes especies, cuyas raíces crecen en forma vertical y no dañan las veredas.

Los beneficios son muchos, además del aporte de oxígeno va en sintonía con el perfil sustentable de San Isidro. También forestamos corredores en las calles Uruguay y Sarratea, entre otros