Seleccionar página

Durante cuatro jornadas, los asistentes pudieron degustar de variados platos distribuidos en más de 30 stands de restó y food trucks con sus principales chefs. En el centro del predio, se ubicó un gran patio de comidas con mesas de madera para saborear los menúes y bebidas.

Es un festival que nos da sentido de pertenencia y que genera trabajo. Fue impresionante la convocatoria, a pesar de la lluvia del jueves y el viernes. Es un evento que sigue creciendo y el año que viene lo vamos a volver a realizar en esta época. Nos encanta la integración que se da con nuestros cocineros y vecinos del Bajo.