La mayoría evidencia un perfil similar: son de temáticas cada vez más específicas, más cortas con gran demanda laboral, y ofrecen títulos que permiten completar luego licenciaturas, o se dictan a distancia.

Tras cuatro años de intenso trabajo, la universidad en poco tiempo sumó una gran cantidad de alumnos. Para los que venimos de la educación pública, nos pone muy contentos que esta universidad gratuita haya abierto sus puertas en San Isidro y que brinde carreras con demanda laboral. Estoy convencido que la educación es la herramienta que nos permitirá construir un país distinto.