Con el objetivo de celebrar las identidades locales y embellecer la vía pública, inauguramos el sábado “En la Tierra como en el Cielo” de Fausto Amadeo en la plazoleta de Diego Carman y Av. de la Unidad Nacional, en Martínez, ahora también bautizada como “Plazoleta de la Biblia”.  

Esto es muestra de la unión de las distintas iglesias cristianas de San Isidro. El desarrollo de la cultura del encuentro hace también a la belleza de San Isidro. Durante años hicimos las obras de base debajo del suelo, que son prioritarias pero no se ven, como redes de agua potable, energía, desagües pluviales y reservorios para evitar inundaciones. Ahora continúa el momento de embellecer el distrito, revalorizando los parques, accesos, espacios públicos y comercios a cielo abierto. El emplazamiento de estas esculturas son parte de ese plan.