La nueva estación de bombeo capta 20 mil litros de agua por hora en días de lluvias intensas. En total hay cuatro bombas, cada una tiene capacidad para 6 mil litros. A medida que sube el nivel del agua se van activando evitando anegamientos.

Sarratea tuvo cuatro obras a la vez y una de ellas fue la parte hidráulica en un sector donde las napas son altas. Cuando hay una lluvia intensa se activan tres bombas de alto poder que perfectamente podrían secar una ciudad o pueblo chico.