Completamos el plan anual de poda sustentable, reutilizando el residuo verde en suelos de diferentes espacios públicos. Las tareas de mantenimiento de arbolado contemplaron más de 55 mil ejemplares. El objetivo es cuidar el estado fitosanitario, el crecimiento y extraer alguna especie que esté enferma.

Sostener el verde es nuestra característica y estilo de vida. San Isidro tiene 580 mil árboles, 300 mil habitantes, casi 2 árboles por habitante. Son trabajos sustentables en los que recuperamos el producto de lo que se poda.